¿Cuál es la mejor cicatriz en el aumento de pecho?

La cicatriz en el aumento mamario es un tema frecuentemente discutido en la consulta de cirugía plástica. Es comprensible que las pacientes quieran conseguir el volumen del pecho deseado, sin tener que soportar una cicatriz visible que no pueda ocultarse con la ropa interior o la ropa de baño.

Estas consideraciones son importantes, y tenemos que valorar las opciones posibles en cada caso, con cada paciente, teniendo en cuenta la forma de su pecho, la calidad de su piel, el tono de su areola,…etc.

Cualquier intervención requiere lo que los cirujanos llamamos una “via de abordaje”, una “puerta de entrada” es decir una incisión,…., y dicha incisión se transforma inevitablemente en una cicatriz.  La calidad de la cicatriz dependerá de la técnica quirúrgica (sutura adecuada, tensión, respeto a los tejidos vivos,…,etc), pero también de las características de los tejidos de cada paciente lo cual no podemos cambiarlo, hay que estudiarlo previamente y tomar la elección mas adecuada.

Las incisiones para el aumento mamario generalmente se realizan en una de estas ubicaciones:

  • En el pliegue submamario, debajo del seno, justo en el propio pliegue o justo por encima del mismo (inframamario)

  • Alrededor del perímetro de la areola, parcial o total (periareolar)

  • A través de la axila (transaxilar)

La ubicación de la incisión la decide conjuntamente  la paciente con su cirujano, dependiendo de la anatomía de la paciente, de los implantes y la preferencia de la paciente bien informada.

Vamos aportar algunas ventajas e inconvenientes de una u otra localización de las incisiones,… heridas quirúrgicas,… y finalmente cicatrices.

1.  Vïa inframamaria: es visible en las primeras fases postoperatorias, con el paso del tiempo va mejorando su apariencia y como queda incluida en el surco submamario apenas se ve tras unos meses. Permite implantar prótesis de volúmenes mayores. Inconveniente: puede molestar al principio cuando se utilicen sujetadores con aros, por ello se recomienda esperar 2 meses antes de usarlos. 

2.  Vïa periareolar: queda camuflada en la transición de color de la areola a la piel del resto del pecho. En las pacientes de piel morena, con areolas oscuras y bien delimitadas la cicatriz llega a ser apenas perceptible. Inconvenientes:  cuando la paciente tiene una areola sin margen nítido,…, puede resultar difícil esconder la cicatriz, la vía areolar depende también del perímetro de la areola, y en pacientes con areola pequeña,…,  puede quedar limitado el volumen de los implantes que puedan colocarse. También esta zona tiene mayor cantidad de terminaciones sensitivas,…, y la sensibilidad puede afectarse tras la cirugía.

3. Vía axilar: esta incisión queda disimulada en el pliegue de la axila, en algunas pacientes es apenas visible, aunque en otras con mayor densidad glandular o tendencia a cicatriz hipertrófica pueden ofrecer cicatrices visibles, que en traje de baño no pueden ocultarse. Otro inconveniente: en pacientes con tórax largo, o muy musculadas puede suponer una dificultad técnica en la intervención porque el control del sangrado es menos accesible para el cirujano.

Cada paciente es única, y cada intervención también lo es, para decidir cual es la incisión mejor en su caso la paciente y el cirujano forman equipo, aconsejar y dejarse aconsejar es la mejor opción.