¿De qué se operan los hombres?

¿Cuáles son las operaciones de cirugía plástica y estética más solicitados por los hombres?

La cirugía plástica, estética y reparadora, es una especialidad en constante evolución, para atender las necesidades de los pacientes, cada vez son más los hombres que buscan información sobre cirugía plástica y cirugía estética.

Las operaciones más solicitadas por el público masculino, actualmente, son:

  • Trasplante capilar.

En los últimos años esta cirugía ha sufrido un auténtico “boom”, aunque lleva realizándose desde hace varias décadas, actualmente muchos hombres muestran su interés en mejorar su apariencia, avanzar la línea capilar, repoblar áreas alopécicas, entre otras, son peticiones habituales.  

Muchos pacientes consultan con clínicas fuera de nuestro entorno, ofrecen precios muy competitivos, aunque en España tenemos excelentes especialistas en esta materia y con la ventaja del seguimiento más cercano.

  • Otoplastia.

Esta intervención es una de las más habituales, es asequible, se realiza bajo anestesia local y no requiere hospitalización.  Esta operación permite corregir la forma y posición de las orejas, las conocidas “orejas de soplillo”.

  • Rinoplastia.

La forma de la nariz puede modificarse con esta cirugía, también está indicada en algunos casos de dificultad ventilatoria o alteraciones del tabique nasal (septoplastia).  Se realiza bajo anestesia general, el cirujano plástico puede modificar el dorso, la punta o la proyección nasal.

  • Ginecomastia.

La ginecomastia se define por el aumento del volumen mamario en el hombre, generalmente por acúmulo de grasa (adipomastia), por excesivo desarrollo de la glándula mamaria (ginecomastia glandular), o de origen mixto si coexisten ambos componentes.  

El tratamiento de la ginecomastia, pasa primero por descartar alteraciones hormonales, y realizar un correcto diagnóstico.  La extirpación del tejido excedente directamente y/o la liposucción permiten eliminar el excesivo volumen pectoral. Requiere una anestesia local con sedación, y posteriormente utilizar una prenda de presión sobre el tórax (Faja o chaleco elástico).

  • Blefaroplastia.

Este procedimiento reduce las bolsas grasas palpebrales, y el exceso de piel en los párpados,  estas situaciones llegar a dificultar incluso la completa apertura palpebral y siempre aportan un aspecto de envejecimiento a la cara.  

La blefaroplastia puede realizarse con anestesia local cuando sólo afecta a la piel, y complementarse con sedación cuando es necesario extirpar grasa excedente.  La recuperación tras esta cirugía, suele ser indolora, en algunos pacientes con mayor tendencia, el hematoma cutáneo superficial puede persistir varios días.

  • Liposucción, lipoescultura o reducción de acúmulos grasos localizados.

Algunos pacientes muestran acúmulos grasos localizados, que no desaparecen tras seguir una dieta o practicar ejercicio habitualmente.  En el hombre las zonas más habituales de acúmulo suele ser la zona submentoniana, también llamada “papada”, la zona pectoral, ya comentada “adipomastia”, y la zona abdominal.

Al tratarse de zonas localizadas, el tipo de anestesia indicado suele ser local, regional, o sedación, excepcionalmente se recurre a la anestesia general. La lipoaspiración de esta grasa se realiza selectivamente, debajo de la piel, y tras la operación recomendamos el uso de faja compresiva ó mentonera según las zonas tratadas.

Son técnicas muy bien toleradas, con buena recuperación y con cicatriz mínima.

  • Otras técnicas que también interesan a los pacientes masculinos, son:

El lifting facial y /o cervical, que se centra en recuperar la tensión de los tejidos fláccidos que han sufrido un proceso de “descolgamiento” en la cara, cuello,… incluso en otras zonas como el escroto, hablaríamos de lifting escrotal en este caso.

Para realizar un lifting o estiramiento, el cirujano valora cuidadosamente la cualidad de la piel, si es elástica si tiene capacidad de retracción, los antecedentes médicos del pacientes, entre otros, como en cualquier intervención. El lifting del área cérvicofacial suele realizarse bajo anestesia general, el lifting escrotal normalmente se realiza bajo anestesia local bajo mínima sedación.  

Otra intervención habitual es la abdominoplastia, que fortalece la pared muscular del abdomen mediante la sutura de los músculos rectos abdominales o plicatura abdominal (puede ser necesaria la colocación de una malla, en algunos casos), reubica el ombligo y tensa el abdomen aportando estabilidad. Esta operación la realizamos en pacientes que han perdido mucho peso, nos permite mejorar el contorno abdominal y recuperar la tensión  del soporte muscular.

¿Qué tratamientos estéticos, sin pasar por el quirófano son los más solicitados por los hombres?

Los tratamientos estéticos más utilizados son el bótox y el ácido hialurónico, ambos tienden a disminuir o eliminar las líneas de expresión, arrugas o surcos faciales.

El bótox actúa bloqueando la contracción muscular en el segmento muscular infiltrado, lo que evita que se arrastre la piel al gesticular, y elimina la línea de expresión por un tiempo (entre 3 y 4 meses).

El ácido hialurónico actúa rellenando los surcos ó líneas más profundas, como por ejemplo en la línea nasolabial, esta sustancia hidrata y mantiene la hidratación en la dermis, atenuando la profundidad del surco, su efecto dura entre 10 y 14 meses.

Otro tratamiento muy efectivo es el plasma rico en plaquetas (PRP) que estimula la producción de colágeno y fibrina, mejora la elasticidad, aporta luminosidad y ayuda a fortalecer los folículos pilosos, por ello se recomienda en los trasplantes capilares para ayudar a fijar el injerto.

Mejorar el aspecto, retrasar el envejecimiento y verse mejor es más fácil de lo que piensas, si quieres informarte sobre una cirugía o sobre un tratamiento facial, no dudes en consultarnos, en la consulta de la Dra. Elvira Elena Sorando, de cirugía plástica Salamanca, podemos informarte, la primera consulta es gratuíta: www.draelenasorando.com