Otoplastia: Lo que debes saber sobre esta intervención.

La otoplastia es la intervención quirúrgica que permite corregir la forma y posición de las orejas, dicho de forma clara y sencilla.  

Normalmente las deformidades auriculares importantes, graves, se manifiestan desde el nacimiento y se corrigen en la infancia, existen malformaciones que van desde la ausencia de pabellón auricular, anotia,… hasta diferentes formas de “pliegues” del cartílago,… separación céfalo – auricular,…etc.  Las posibilidades terapéuticas pasan por cirugías de reconstrucción utilizando cartílago de las costillas, … injertos cutáneos, … plastias tisulares,…etc.

Las deformidades “menores” son las más habituales, y sin duda la más habitual es la que los pacientes llaman “orejas de soplillo”, son las orejas despegadas de su base de implantación, …, técnicamente el ángulo cefaloauricular está aumentado, llegando incluso a estar casi perpendicular al cuero cabelludo.

Esta “separación” mayor, puede deberse a principalmente a la ausencia del pliegue del cartílago paralelo al borde del pabellón auricular, llamado “pliegue ante-helical”, la ausencia total o parcial de este pliegue hace que la oreja esté lisa y proyectada externamente. En otras ocasiones también existe un exceso de “concha”, que es la zona cartilaginosa más próxima al conducto auditivo externo, tiene forma cóncava y su excesiva superficie o concavidad, también deforman la oreja. 

Todo ésto,.. y algunos otros factores influyen en la forma y posición de las orejas, hay que tenerlos en cuenta en su corrección y tratarlos adecuadamente, aunque al paciente le preocupan detalles más prácticos, que destacamos a continuación.

  1. La otoplastia es una intervención que se realiza bajo anestesia local, de forma ambulatoria en adultos, … en los niños suele realizarse bajo anestesia general. 

  2. La intervención, la operación correctiva,…. NO DUELE. Aunque el postoperatorio, si puede molestar.

  3. Tras la corrección, se coloca un vendaje, o banda elástica que mantiene la posición de las orejas y facilita la consolidación de la cirugía.  Esta banda suele mantenerse una semana.

  4. El resultado de la otoplastia, suele requerir un tiempo de “asentamiento”, hay que avisar de esto a los pacientes, ya que en algunos casos con cartílago grueso la forma del nuevo pliegue modificado gana “naturalidad” pasado ese tiempo.

  5. Algunos pacientes, de cartílago grueso, pueden necesitar algún retoque posterior a la cirugía si su cartílago no se adapta a la nueva posición, no es lo habitual,.. pero puede ocurrir. 

  6. La cicatriz de la corrección, queda oculta en el pliegue posterior de implantación auricular, queda oculta.

Teniendo en cuenta estas consideraciones, podemos afirmar que la otoplastia es una intervención satisfactoria, cómoda y es una de las más frecuentes en cirugía plástica, estética y reparadora.

Call Now Button