¿Qué son los pezones invertidos y cuál es su tratamiento?

Podemos definir el pezón invertido como una malformación del complejo areola – pezón que ocasiona la retracción del pezón mostrándose éste umbilicado, hundido, hacia adentro, con ausencia total de proyección.

Esta malformación puede ser unilateral o bilateral, total o parcial y reversible o permanente.  Con todo esto ya puede intuirse que existe una gran variedad de deformidades desde las menos severas, como los pezones planos, que no llegan a “hundirse” completamente hasta los grados más severos, o “inversotelia” completa.

Normalmente esta posición invertida del pezón suele ser congénita, la paciente lo ha tenido siempre así, desde que recuerda.  Suelen producirse por acortamiento de los segmentos terminales de los conductos galactóforos en el pezón, estas formaciones acortadas “tiran” hacia adentro del pezón, con ello, además del efecto estético anómalo se puede dificultar la lactancia materna, incluso imposibilitarla.

Otra causa de pezón invertido puede ser una intervención quirúrgica previa, como la extirpación de fibroadenomas centrales, o una mamoplastia de reducción, es estos casos los cambios quirúrgicos como cicatrización tisular, fibrosis,..etc., pueden ocasionar la retracción de los tejidos,… y también la retracción de pezón.

Cuando una mujer ha tenido sus pezones proyectados normalmente, y de forma espontánea sin que haya mediado ninguna intervención, cambian de apariencia, invirtiéndose, o retrayéndose,…debe consultarse de inmediato con un especialista para descartar patología mamaria, hay que asegurarse de que no haya ninguna transformación displásica maligna.

El tratamiento de esta malformación es un procedimiento habitual en Cirugía Plástica, se realiza bajo anestesia local, y consiste en realizar una pequeña incisión en la base del pezón afectado, con ello se liberan los segmentos terminales acortados dejando que el pezón sobresalga normalmente (entre 6 – 8 mm, según los casos).

Esta pequeña intervención ambulatoria soluciona el problema de los pezones invertidos, aunque en algunos casos excepcionales puede reaparecer.