RECONSTRUCCIÓN MAMARIA

¿CUÁLES SON LAS TÉCNICAS DE RECONSTRUCCIÓN MAMARIA

La reconstrucción mamaria puede realizarse mediante diversas técnicas que podemos definir esquemáticamente como: Técnicas con implantes: (expansor o prótesis mamaria), técnicas con tejidos autólogos (propios) y técnicas combinadas.

Si consideramos el momento de la reconstrucción, podemos clasificar las técnicas en: Inmediatas (en la misma operación de mastectomía) o diferidas (en otra intervención tras la mastectomía)

LA INTERVENCIÓN DE RECONSTRUCCIÓN MAMARIA

Tras sufrir una mastectomía por un cáncer de mama, la mujer puede sentirse muy afectada primero por haber superado una grave enfermedad y en segundo lugar estigmatizada por tener una cicatriz en lugar de su pecho

La reconstrucción mamaria permite recobrar a la paciente su contorno anatómico perdido, también le supone un estímulo para volver a hacer las mismas actividades, vestir de la misma forma y en definitiva normalizar su vida como la disfrutaba antes de sufrir ese diagnóstico de cáncer.

¿Qué técnicas son las más frecuentes?

  • IMPLANTE DE PROTESIS MAMARIA: Se recomienda cuando la calidad de la piel de la paciente es elástica y suficiente. Las prótesis se colocan bajo el músculo pectoral mayor.

  • EXPANSOR Y PROTESIS MAMARIA: En aquellas pacientes que tienen poca distensibilidad cutánea, es necesario primero crear un espacio adecuado estirando gradualmente la piel y la cicatriz de la mastectomía, esto se consigue mediante un implante expansor. Este implante se coloca debajo del músculo pectoral mayor y se va rellenando con suero mediante inyecciones repetidas en la consulta de cirugía plástica cada 2 semanas generalmente.  Cuando se ha conseguido un volumen adecuado, se realiza otra intervención quirúrgica para sustituir este implante por una prótesis definitiva.

  • COLGAJO LATISSIMUS DORSI: Reconstrucción mamaria empleando el músculo dorsal ancho de la espalda.
  • COLGAJO TRAM: Se trata de reconstruir la mama utilizando el músculo recto abdominal.

  • Otras técnicas: COLGAJO DIEP, COLGAJO I-GAP, COLGAJO S-GAP: Son técnicas microquirúrgicas que reconstruyen la mama sin sacrificar ningún músculo.

¿Qué otras intervenciones pueden haber para prevenir la mama no afectada?

Sobre la mama no operada: en casos de alto riesgo de cáncer de mama familiar, o en las pacientes con mamografía de riesgo, en estas pacientes puede ser recomendable hacer una mastectomía profiláctica” o preventiva para eliminar el riesgo de cáncer en la mama no afectada inicialmente. Estas pacientes se someten a reconstrucción de las dos mamas en la misma intervención.

¿Qué retoques hay para mejorar la simetría entre ambas mamas?

En otras pacientes, es aconsejable retocar la mama no operada para mejorar la simetría respecto de la mama reconstruida.

  • Reconstrucción del COMPLEJO AREOLA – PEZÓN

  • LIPOFILLING INJERTO DE GRASA AUTOLOGA:  es una técnica novedosa que permite remodelar el contorno del pecho reconstruido y mejorar la calidad de la piel cuando ha sido sometida a radioterapia.  Se realiza extrayendo grasa de otra zona del cuerpo (abdomen, cartucheras, zona glútea,…etc) mediante liposucción, esta grasa se procesa para conseguir las células más puras, los adipocitos, y dichas células se implantan en la zona a tratar:  las areolas, el contorno del pecho, las cicatrices,…etc.  Con este procedimiento puede conseguirse mejorar el pecho reconstruido, pero además eliminar acúmulos grasos  – michelines – que pueden resultar inestéticos.  La técnica del lipoimplante es un procedimiento complementario y se puede realizar bajo anestesia local o epidural.

VALORACIÓN ESPECIALIZADA GRATUITA

La Dra Elvira Elena Sorando, valorará tu caso de forma gratuita y sin ningún tipo de compromiso