Categorías
Uncategorized

Aumento de pecho con grasa utóloga

Aumento de pecho con grasa autóloga

Aumento de pecho con grasa propia

Este procedimiento permite aumentar y remodelar la forma y volumen del pecho utilizando la propia grasa de la paciente.  En esta intervención se combina una liposucción y la transferencia de la grasa purificada en los senos.

Puntos positivos “a favor” de esta técnica:

  • El aumento mamario no utiliza un dispositivo artificial, o material extraño, dentro del cuerpo. 

  • No existen la posibilidad de rechazo, intolerancia, o contractura capsular, ya que el tejido transferido son adipocitos, células grasas autólogas.

  • Puede conseguirse una textura, consistencia, y perfiles suaves, redondeados, de apariencia totalmente natural.

  • Mejora el aspecto de la piel y puede corregir irregularidades de contorno, y pequeñas asimetrías mamarias.

  • Mínimas señales, cicatrices minúsculas imperceptibles.

  • No requiere recambio alguno, en ningún momento, tampoco existe riesgo de rotura.

  • Permite corregir acúmulos grasos de otras zonas corporales.

Inconvenientes de la técnica con grasa autóloga:

  • Es válida para pequeños aumentos, no pueden lipotransferirse grandes volúmenes de grasa.

  • Resultado no predecible al 100 %, dado que parte de la grasa transferida no se integra en el tejido mamario, parte de la grasa “se pierde”, se reabsorbe y puede producir pérdidas del 40 – 65 % del volumen transferido.

  • Asimetrías, por la misma razón, no se tiene absoluto control de la grasa que va “integrarse”.

  • Posible dudas diagnósticas en screening patología mamaria. En algunas pacientes pueden inducir a error diagnóstico los signos radiológicos que ocasiona la lipotransferencia.

  • Mayor duración de la intervención, y aumento de coste total del procedimiento quirúrgico.

El aumento de pecho con grasa autóloga es un procedimiento más en la cirugía mamaria, debemos considerarlo en pacientes que quieren corregir una asimetría, con pequeños aumentos de volumen, que además tengan grasa en otras zonas del cuerpo (muslos, abdomen, rodillas, flancos,…etc.),… y debidamente informadas de expectativas e inconvenientes.