Categorías
Uncategorized

Nuevas utilidades en cirugía plástica y estética.

Nuevas utilidades en cirugía plástica y estética.

La medicina en general y la cirugía estética particularmente han ido avanzando gracias a la investigación y las nuevas tecnologías que van incorporándose a su práctica, esto permite ofrecer un gran espectro de servicios mejorados, desde diagnósticos más precisos a tratamientos específicos, soluciones personalizadas que en otros tiempos ni se pensaban.

Consulta de cirugía estética.

La consulta del cirujano o plástico ha cambiado, ha ganado en mejoras de fotografía, presentación de resultados y simulaciones de resultado. El primer contacto que el paciente tiene con el cirujano plástico puede ser en la propia consulta o a través de la red, normalmente sigue siendo la consulta el lugar donde de forma personalizada se puede indicar el tratamiento más  idóneo.

Atrás quedó el cirujano plástico que contaba con poco más de la exploración clínica y una cinta métrica, elementos que siguen siendo indispensables hoy en día.

Métodos diagnósticos.

La historia clínica, con una entrevista clínica minuciosa, son la base del diagnóstico, las pruebas complementarias debidamente indicadas pueden facilitar diagnósticos precisos en casos complejos, diagnósticos de imagen (topografías, resonancia, ecografía, mamografías, biopsias específicas, estudio de ganglio centinela, entre otros) han supuesto un gran avance en cirugía plástica.

Procedimientos quirúrgicos.

Es en este punto donde ha evolucionado enormemente la cirugía plástica, reparadora y reconstructiva, a destacar los procedimientos microquirúrgicos que permite realizar reconstrucciones muy complejas en patologías como el cáncer mamario, trasplantes de tejidos para reconstrucción de grandes defectos o la reimplantación de miembros amputados.

Estas intervenciones pueden realizarse hoy en día gracias al trabajo de equipos multidisciplinares que implican a especialistas de especialidades como anestesia y reanimación, cirugía oncológica, radiodiagnóstico, medicina intensiva, entre otros.

Materiales y aparatología.

La investigación biomédica también ha supuesto muchas mejoras en esta especialidad, destacables los avances en implantes mamarios, instrumental cada vez más específico, laparoscopia, cultivos celulares, células madre, láser, ultrasonografía,…etc.

Y lo que no espera,…, fuentes de investigación hacia la ingeniería genética, ingeniería de tejidos, constantes mejoras y avances.

Publicidad e Información.

La cirugía plástica, reparadora y estética ha sido una especialidad poco conocida para el público en general, se conocía la parte de cirugía estética dedicada a mejorar la imagen corporal, aunque la parte de cirugía reparadora, reconstructiva o el tratamiento de los grandes quemados no era tan conocida.

Actualmente existe información de nuestra especialidad en todas partes, ha adquirido gran visibilidad. Como en otros muchos campos, la red ha permitido mostrar técnicas, resultados, vídeos de cirugías, y mucho más de la cirugía estética y cirugía plástica.

Financiación.

Otro aspecto que también ha cambiado es el acceso a la cirugía estética, el precio y la posibilidad de realizarse una intervención estética, prohibitiva en otras épocas.  Actualmente la cirugía estética no está incluida en la cartera de servicios de la sanidad pública, ni tampoco en las compañías de seguros de salud, es por tanto una cirugía privada, sin embargo la mayoría de los cirujanos estéticos cuentan con la opción de ofrecer financiación a sus pacientes.

La financiación a medida, facilita el pago de una intervención aplazando el coste hasta en 5 años, muchos pacientes eligen este método.  

 

Puede valorar su intervención, nosotros podemos aconsejarle el tratamiento más adecuado, la primera consulta es gratuita, Dra. Elvira Elena Sorando, cirugía plástica en Salamanca.

 

Categorías
Uncategorized

Financiación en Cirugía Estética.

Financiación en cirugía estética

La cirugía estética hasta hace unas décadas se consideraba inaccesible para la mayoría de la gente, sólo se operaban “de estética” las personas que tenían fortuna económica, …, ésta era la creencia de hace años atrás.

Los tiempos van cambiando, y también los usos y costumbres de las personas, y hoy por hoy, operarse el pecho, por ejemplo, mejorar la apariencia física para conseguir una mejora estética es algo bastante habitual.

Es cierto que la cirugía estética ha ido “democratizándose” esto puede explicarse por varias razones: 

  • Concepto de salud, se ha ampliado a la esfera psicológica y social, tan importante es evitar la enfermedad, como sentirse a gusto con nuestro cuerpo y como nos ven los demás. La cirugía estética ya no es un tabú, es algo socialmente aceptado.

  • Diversidad y avance de las técnicas de cirugía estética, el abanico de opciones quirúrgicas y no quirúrgicas para mejorar nuestro aspecto se ha ampliado considerablemente. Las técnicas anestésicas y la cirugía han avanzado y permiten realizar tratamientos sin apenas riesgos. No existe el miedo patológico a la cirugía, hace décadas operarse esa mucho arriesgado que en la actualidad.

  • Aumento de clínicas de cirugía estética, a mayor competencia en el sector, los precios se ajustan y se reducen, lo que hace más accesibles estas operaciones al público en general.

  • Y por supuesto, la financiación.  La financiación se ha ido imponiendo en este sector, y en muchos otros también. Muchos pacientes, aunque dispongan del dinero en el momento del tratamiento, prefieren financiarlo porque pagar una pequeña cuota mensual no les supone ningún esfuerzo,… mientras que desprenderse de un dinero ahorrado sí. 

Un aumento de pecho financiado, por ejemplo, se puede pagar en cómodas cuotas de alrededor de 100 € al mes, …., una liposucción podría costar menos de lo que cuesta el recibo de la luz, en cuotas mensuales.

La cirugía plástica y estética, sus profesionales, ofrecen todo lo mejor de su experiencia profesional, y también en su mayoría, todo aquello que facilite a los pacientes el acceso económico a estos tratamientos.