Categorías
Uncategorized

Cuestiones importantes a tener en cuenta tras un aumento de pecho

Cuestiones importantes a tener en cuenta tras un aumento de pecho

La mamoplastia de aumento, o cirugía de aumento de pecho, es una de las intervenciones de cirugía estética más frecuentes en nuestro entorno, también es una de las que más satisfacciones proporciona a las pacientes y al cirujano. Los motivos:

  • Es una intervención muy previsible, si se estudia bien a cada paciente, se le escucha y se atiende a sus preferencias. 

  • La evolución postoperatoria se lleva con comodidad por las pacientes, siempre y cuando se sigan los consejos recomendados por el cirujano y se tomen los analgésicos pautados.

  • Las complicaciones postoperatorias son poco frecuentes, especialmente si se tiene al cirujano plástico cerca, pendiente de cualquier variación clínica.  El seguimiento postoperatorio de los pacientes es FUNDAMENTAL, y la paciente tiene que tener la seguridad de que ante cualquier problema su cirujano va a estar ahí para atenderla y solucionarlo.

Teniendo en cuenta estas premisas, podemos sintetizar en 5 puntos las consideraciones más frecuentes que tienen que tener en cuenta las pacientes que se someten a una cirugía de aumento mamario:

PUNTO 1. El resultado inmediato no es el definitivo:  cuando la paciente recién operada de su mamoplastia de aumento acude a su primera cura tras la intervención, puede sufrir una decepción, el aspecto de su pecho no es el que esperaba… ¿por qué?  Porque tras la operación existe un edema de los tejidos propios de la cirugía. El cirujano tiene que mover piel, grasa, .. músculo pectoral,… en muchos casos,… y estos gestos quirúrgicos implican inflamación, pequeños derrames,… que confieren temporalmente un aspecto deformado de lo que luego con la evolución se termina consiguiendo.

PUNTO 2. La cicatriz, o mejor dicho: la herida quirúrgica, tras la intervención de aumento mamario, también va a pasar por diferentes fases, como cualquier herida en proceso de cicatrización: fase inflamatoria, fase de retracción, fase de resolución,…etc., por ello debemos tranquilizar a la paciente y por supuesto anticiparnos y tratar cualquier desarrollo anómalo, tratando siempre de proporcionar el mejor cuidado a esa herida quirúrgica – cicatriz.

PUNTO 3. Tras una mamoplastia de aumento, o aumento mamario con implantes protésicos, o prótesis mamarias, debemos esperar a que “se asienten”, los implantes inicialmente parecen más altos en su posición torácica y en muchas ocasiones recomendamos a las pacientes el uso de una “banda elástica” en periodos más o menos prolongados del día para mejorar la “posición” de los implantes.

PUNTO 4. Como ocurre en cualquier herida, y la incisión quirúrgica también es una herida, puede notarse una pérdida de sensibilidad localizada.  Normalmente es temporal, aunque en algunos casos no remite, es más frecuente en las incisiones localizada en la areola, ya que la densidad de terminaciones sensitivas es mayor que en otras zonas de incisión. No es infrecuente que algunas pacientes presenten hipersensibilidad en los pezones en algunas fases, esta sensación puede resultarles molesta,…,va a ceder hasta recuperar la sensibilidad normal.

PUNTO 5. Como ya hemos apuntado anteriormente, si la paciente sigue las indicaciones de su cirujano,… y su cirujano favorece la comunicación directa,… la recuperación de la paciente será cómoda y segura.  La paciente debe tomar su medicación pautada, debe evitar los movimientos extremos de los brazos, evitar cargar peso, realizar paseos cortos y frecuentes, llevar ropa cómoda,… no apresurarse,… tener la paciencia suficiente … al igual que el cirujano,… es una labor de equipo.

Categorías
Uncategorized

Aumento Mamario. ¿Prótesis Anatómicas, Prótesis Redondas ó Prótesis Ergonómicas?

Aumento Mamario. ¿Prótesis Anatómicas, Prótesis Redondas ó Prótesis Ergonómicas?

El aumento mamario es probablemente la intervención de Cirugía Estética, más demandada. Se trata de un procedimiento muy seguro, cómodo y con muy buen resultado inmediato tras la operación.

La mamoplastia de aumento, consiste en realzar, incrementar el volumen del busto generalmente con la implantación de prótesis mamarias, aunque existen otras técnicas que utilizan otros elementos de relleno como la grasa autóloga, o el ácido hialurónico (técnica de relleno temporal).

Actualmente en nuestro medio las prótesis de mama más utilizadas están compuestas por gel cohesivo de silicona, este material aporta estabilidad y consistencia natural al implante. Además de la composición del implante, otro factor a considerar el la forma.

Existen actualmente implantes de tres morfologías:

 – Prótesis Redondas: las primeras que se vienen utilizando, tienen el mismo diámetro de base que de altura.

   – Prótesis Anatómicas: son más recientes, y tienen forma de «lágrima» o de «gota», aportan estructura a las mamas que apenas tienen forma.

  – Prótesis Ergonómicas: suponen la última innovación, y cambian de forma con la posición de la paciente, aportan naturalidad.

Muchas pacientes, se plantean esta duda antes de dejarse aconsejar por el cirujano plástico. Existe información y desinformación en diversos medios: internet, prensa, opiniones de amigas,….etc.

“Doctora, yo quiero una talla 100 con prótesis en forma de pera, que lo he visto en internet”….. y adelante…..tras esto ¿qué hacer?

              …. pues ante todo explorar con todo detalle a la paciente, ver su estructura anatómica, la forma y posición de su glándula mamaria, la calidad de su piel, el tamaño y la forma de sus areolas, la conformación torácica,…. Esta valoración es fundamental.  Los deseos de la paciente también.

Para conseguir el resultado que la paciente desea, el cirujano plástico tiene que seleccionar la técnica quirúrgica, y por supuesto los implantes, informando de ello a la paciente, porque la paciente (incluso aunque fuera cirujana plástica) no puede sentar la indicación quirúrgica.

La paciente comunica al cirujano lo que espera de la intervención, cómo le gustaría verse, y este diálogo – puesta en común se decide qué técnica, implantes, preparación, y posibilidades son las mejores para alcanzar ese resultado deseado.

En cuanto a la forma de las prótesis: ¿REDONDAS, ANATÓMICAS ó ERGONÓMICAS?

Mi respuesta es: depende de cada caso clínico. Y sólo tras una exploración minuciosa y una historia clínica bien detallada se puede decidir qué tipo de implante es el más adecuado a cada paciente.

Es posible que con esto no hayamos aclarado dudas, quedémonos con la idea de que es en consulta donde podemos y debemos aconsejar.