Categorías
Uncategorized

Evolución clínica tras un aumento de pecho o mamoplastia de aumento.

Evolución clínica tras un aumento de pecho o mamoplastia de aumento.

Las pacientes que se someten a una cirugía de aumento deben saber que tras la intervención van a observar cambios en la forma de su pecho a lo largo de un tiempo, hasta que finalmente se estabiliza y se muestra el resultado final. 

La información detallada de su cirujano plástico, anticipándose a las preocupaciones de cada paciente y valorando los cambios en cada momento, es fundamental en la cirugía de aumento mamario. 

Es importantes que el entorno de la paciente (familia, amistades, pareja) entienda también estas fases de cambios. Conocemos entornos «impacientes» que, sin pretenderlo, en lugar de ayudar, angustian y dificultan la evolución por exceso de preocupación, sobreprotección y miedos propios. El cirujano también puede ayudar en estos casos, con información y templanza. 

Estos cambios físicos, podemos clasificarlos en tres periodos: 

1. POSTOPERATORIO INMEDIATO: 

Esta comprendido entre el día de la intervención y el séptimo día aproximadamente. 

En este periodo la paciente sale del hospital a su domicilio, los primeros 2 días puede tener dolor en el pecho, aunque lo más habitual es que le moleste la espalda, ya que se tiende a mantener una posición «antiálgica» que induce la contractura de los músculos paravertebrales y es la queja más frecuente de las pacientes sometidas a aumento mamario: «me duele la espalda»

En esta fase se recomienda tomar un tratamiento analgésico pautado cada pocas horas, para controlar el dolor. El reposo de las extremidades superiores también es importante, evitar impulsar el cuerpo con el apoyo de los brazos, evitar cambios de postura rápidos, no cargar peso, son las recomendaciones habituales. 

La paciente sale de la intervención con un vendaje que mantiene protegido el pecho, ese vendaje se sustituye por un sujetador tipo «deportivo» que permite mantener el pecho en posición. En esta fase la paciente puede estar sorprendida por el aspecto inflamado y alto del pecho, los pechos pueden palparse «duros» o parecer «morados», es todo transitorio y su cirujano plástico seguramente le habrá explicado que se trata únicamente de una fase temprana. 

2. POSTOPERATORIO MEDIO: 

Estaría comprendido desde la primera semana hasta el tercer o cuarto mes (variable según el paciente)

Esta fase viene definida por el «asentamiento» de los implantes mamarios, las prótesis mamarias necesitan de un tiempo para su asiento, para que el tejido que las envuelve vaya creando una “envoltura” fisiológica denominada cápsula periprotésica que la cubre, la inflamación remite completamente y la herida quirúrgica se va haciendo menos visible.

La palpación del pecho en esta fase se va volviendo gradualmente más blanda, la orientación del pezón también adquiere mayor naturalidad, la forma del pecho se vuelve más definida y el espacio intermamario también se marca más estético.

Algunas pacientes utilizan una banda elástica torácica (por recomendación de su cirujano plástico) para mejorar la posición del pecho. Esta banda puede usarse por unas horas al día, durante un periodo variable.

¿Es necesario hacer masajes tras el aumento de pecho?

Los masajes sobre el pecho operado pueden estar indicados en determinadas pacientes, su cirujano plástico se lo indicará si es necesario.  Algunas pacientes consultan sobre los masajes porque han leído sobre ello en internet, y es cierto que algunos tipos de implantes, por ejemplo, los implantes mamarios lisos, como no se adhieren al tejido circundante pueden precisar masaje tras su implantación.  

En general, en los implantes mamarios texturizados, o rugosos, se adhieren a los tejidos y no es necesario, es más, el masaje profundo, puede incluso ser contraproducente y provocar derrames internos.  Siga siempre el consejo de su cirujano plástico.

3. POSTOPERATIO TARDÍO

A partir del 4º mes hasta el año tras la mamoplastia de aumento, la paciente disfruta de su resultado. El resultado definitivo se va definiendo por completo y puede realizar todo tipo de actividades deportivas, incluso ejercicios de musculación. 

Las pacientes intervenidas de aumento mamario, están generalmente muy satisfechas con esta cirugía, están contentas con su nuevo aspecto y suelen comentar “tenía que haberlo hecho antes”, o “me ha cambiado la vida”. Decir que un aumento de pecho cambia la vida puede ser una afirmación exagerada, aunque si es cierto que en muchos casos cambia la seguridad sobre la imagen corporal que algunas mujeres tienen, y ganar seguridad les cambia para bien la actitud.

Si buscas mejorar tu pecho, y ganar ese “puntito” de seguridad no dudes en consultar con un buen cirujano plástico que pueda aconsejarte. En la Clínica de laDra. Elvira Elena Sorando (Cirugía Estética Salamanca), estudiamos tu caso para ayudarte a verte bien.

Categorías
Uncategorized

Recuperación tras el aumento de pecho o mamoplastia de aumento.

Recuperación tras el aumento de pecho o mamoplastia de aumento.

Los avances en anestesiología y cirugía plástica permiten actualmente realizar intervenciones como el aumento de pecho con mínima agresividad farmacológica y con recuperación postoperatoria más cómoda para las pacientes. 

¿Cómo es la anestesia en el aumento mamario?

Hace unas décadas existían, en líneas generales, dos tipos de anestesia: general y local. Realizar una cirugía mamaria obligaba a las pacientes a pasar por un proceso de recuperación que cursaba habitualmente con muchas molestias e inestabilidad, entre otros síntomas y obligaba a alargar su estancia hospitalaria. 

Este proceso ya no es así, afortunadamente contamos con mejores recursos farmacológicos y tecnológicos que permiten monitorizar a la paciente durante su anestesia, valorando el grado de profundidad anestésica en todo momento. Ello supone que la recuperación postoperatoria es mucho más cómoda y rápida que en tiempos pasados. 

La anestesia que normalmente se precisa para realizar un aumento mamaria, es anestesia general, o la sedación profunda, aunque no suele ser necesario «intubar». Existen dispositivos menos invasivos, como la mascarilla laríngea que, al no invadir la vía aérea, facilitan el proceso y la recuperación tras la intervención. 

¿Cuánto tiempo tengo que estar ingresada tras un aumento mamario?

Tras la intervención de aumento mamario, la paciente permanece monitorizada durante el tiempo de «despertar», es el tiempo que transcurre desde que sale del quirófano hasta que está plenamente consciente. Sus constantes hemodinámicas: tensión arterial, frecuencia cardíaca y oximetría, son registradas por el equipo médico y de enfermería. 

Tras esta primera fase, la paciente va mejorando su estado clínico y se inicia la tolerancia de alimentación oral, primero con líquidos y luego con dieta blanda. Las pacientes se van encontrando mejor y, cuando su recuperación lo permite, se les da el alta (generalmente al final de la intervención) para continuar la recuperación en su entorno familiar, siempre con contacto directo con su cirujano plástico. En el caso de la Dra. Elvira Sorando (Cirugía Estética Salamanca), llamamos a la paciente para valorar cómo va evolucionando, y la paciente tiene el teléfono directo para consultar cualquier incidencia. 

¿Hay que tomar muchas medicinas tras una operación de aumento de pecho?

Hay que seguir las recomendaciones del cirujano plástico, normalmente es necesario tomar un antibiótico por un periodo de una semana, analgésicos pautados cada cierta hora (le indicará su médico por escrito) y posiblemente también algún fármaco antiinflamatorio. En algunos casos puede ser necesario tomar otros tratamientos para problemas concretos, como suplementos de hierro, laxante (en casos de estreñimiento) o un relajante muscular si apareciera contractura muscular. 

¿Cuánto tiempo de reposo es necesario tras el aumento de pecho?

La paciente operada de aumento de pecho es una paciente operada, pero sana, no es una paciente enferma, por ello su recuperación suele ser bastante rápida. Se recomienda guardar reposo relativo los primeros 5-7 días. La paciente operada tiene la recomendación de caminar desde el primer día de la intervención, paseos cortos y frecuentes; estar postrada en la cama o en el sofá retrasa la recuperación y puede suponer contracturas de la espalda u otros dolores musculares. 

Pasa la primera semana, tras el aumento de pecho, la paciente puede ir reanudando gradualmente sus actividades, evitando movimientos de las extremidades superiores o cargar peso. En esta fase la paciente generalmente tiene el pecho vendado, este vendaje se sustituye por un sujetador tipo deportivo, sin aros, que mantendrá durante 24 horas al día, durante el primer mes. 

¿Cuándo se puede hacer vida normal tras un aumento de pecho?

A las 3 semanas después de la intervención de mamoplastia de aumento, el 90% de las pacientes pueden hacer su vida normal, con las actividades que realizaban anteriormente a la operación. 

Excepciones: pacientes muy deportistas, que trabajen en actividades de mucha exigencia física o que carguen peso pueden necesitar un periodo mayor de reposo relativo. Estas especificaciones se las irá indicando su cirujano plástico. 

¿Cuándo se puede conducir tras hacerse un aumento de pecho?

Normalmente se puede conducir en 7 ó 10 días, aunque esta afirmación es muy relativa, por que no es lo mismo conducir un recorrido corto que un viaje largo. 

Tampoco es igual recoger a los niños del colegio que cargar el maletero o montar una sillita de bebé. Como en cualquier actividad, se aplica el sentido común. 

¿Cuánto tiempo hay que esperar para tener relaciones sexuales tras un aumento mamario?

Esta pregunta también es habitual en la consulta. La pacientes se encuentran bien tras la intervención de mamoplastia, se recuperan rápido y quieren cuanto antes volver a recuperar su vida sexual. La recomendación es evitar presionar el pecho por que puede doler o lesionar la herida quirúrgica, lo prudente es esperar hasta que se hayan retirado los puntos de sutura y no haya inflamación en el pecho. Al menos 2 semanas, puede ser un plazo razonable. 

¿Cuántas consultas de revisión son necesarias tras el aumento de pecho?

Las revisiones en consulta deben ser «las necesarias» en cada paciente. Lo normal es revisar en la primera semana, al primer mes, a los 3 meses y al año. Sobre esta base pueden modificarse si fuera necesario. En la Clínica de la Dra. Elena Sorando (Cirugía Estética Salamanca) mantenemos el criterio de ofrecer una atención cercana y personalizada al servicio de cada paciente. Si necesitas cualquier información, consulta con nuestros especialistas. 

Categorías
Uncategorized

La intervención de aumento de pecho o mamoplastia de aumento

La intervención de aumento de pecho o mamoplastia de aumento

Mamoplastia de aumento, es el término médico para el aumento de pecho, esta intervención incluye varias técnicas, cuyo objetivo es aumentar el volumen mamario. Existen muchos aspectos clínicos y técnicos en esta cirugía: deseos de la paciente, forma física, características de su piel, músculos, glándula, entre otros.

¿Cómo se realiza el aumento de pecho?

  • Las técnicas más habituales de aumento de pecho, están basadas en la implantación de prótesis mamarias o implantes mamarios, que se colocan en la zona pectoral para realzar el pecho.

  • Otra técnica para aumentar el volumen del pecho utiliza la grasa de la propia paciente, se denomina “lipofilling” (término que significa relleno con grasa). Esta técnica más reciente permite pequeños aumentos mamarios, no consigue grandes volúmenes porque no toda la grasa implantada se integra en el pecho.

  • Técnicas combinadas o mixtas: utilizan los dos métodos,  implantes mamarios + grasa propia, estás técnicas están más indicadas en pacientes que presentan pechos con alguna deformación como, por ejemplo, las mamas tuberosas, o en pechos asimétricos, requiere una indicación específica.

La indicación de una u otra técnica de aumento mamario depende de las características clínicas – anatómicas de la paciente, de la forma y consistencia de su pecho, de las expectativas de la paciente y de la experiencia del cirujano plástico.

¿Cómo son las prótesis mamarias?

Las prótesis de mama han ido evolucionando y mejorando a lo largo del tiempo. Los implantes mamarios actuales poco tienen que ver con los utilizados hace 3 décadas.  Han mejorado en varios aspectos:

– Composición de las prótesis mamarias:

Los implantes mamarios están compuestos de una cubierta y un contenido.  El contenido de las prótesis mamarias más habitual en nuestro medio es el gel cohesivo de silicona (prótesis de gel cohesivo de silicona), este gel puede tener densidad baja, media y alta:

o    Las bajas densidades de gel aportan al pecho un tacto más suave.

o    Las altas densidades de gel suponen mayor proyección de la mama.

La cohesividad del gel aporta la ventaja de “no dispersión” en caso de rotura.  Otros implantes tienen como contenido suero salino (implantes salinos), si se produjera una fuga del mismo se reabsorbería directamente. Su estabilidad en el tiempo es menos predecible.

La cubierta de los implantes normalmente está compuesta de varias capas de silicona, o poliuretano, tratada para aportar una superficie lisa o superficie texturizada (rugosa).  Este grado de rugosidad aporta al implante mamario cierta capacidad de adherirse al tejido con el que contacta, puede ser microtexturizada, nanotexturizada o macrotexturizada (según el grado de rugosidad).

Forma de los Implantes mamarios.

Actualmente y en líneas generales, existen varias formas de implantes mamarios:

o    Implantes mamarios redondos: ésta es la forma más clásica, y su denominación de “prótesis redonda” lleva a cierta confusión, porque induce a pensar en una esfera o una bola y en realidad la define una base redonda y una superficie redondeada.

o    Implantes mamarios anatómicos, en estos implantes se puede elegir el diámetro de altura y anchura de la prótesis mamaria, muy útil en pacientes con torso largo,  corto, o perímetros torácicos más diversos.   Estos implantes tienen forma de “lágrima” o “gota”, simulan la forma natural de una mama.

o    Implantes mamarios ergonómicos, otro paso más en busca del aspecto más natural del pecho operado, estos implantes cambian de forma con los movimientos de la paciente, debido a la consistencia de su gel. Tienen base redonda pero su proyección cambia con el movimiento del cuerpo.

Proyección de los implantes mamarios:
Este parámetro se refiere a la convexidad de las prótesis mamarias. Según las marcas, generalmente se clasifican en proyección baja, moderada y alta (low, médium y high profile).

¿Se utilizan drenajes en el aumento mamario?

Los drenajes son unos dispositivos en forma de “tubo” conectado a un colector que permiten recoger líquidos de sangrado o seroma tras una cirugía en general.  El aumento de pecho es una intervención donde normalmente no colocamos drenaje, salvo que sea necesario.

¿Cómo es la cicatriz en el aumento mamario?

Las pacientes que quieren realizarse un aumento de pecho preguntan por el tipo de cicatriz, y los cirujanos responden explicando el tipo de incisión. Efectivamente, para colocar los implantes mamarios hay que hacer algún tipo de abordaje o puerta de entrada. Los más habituales son:

–    Incisión submamaria – cicatriz submamaria: está localizada en el surco submamario, debajo del pecho, en esta zona se esconde muy bien la cicatriz, y el acceso directo al plano pectoral permite colocar el implante sin tocar la glándula mamaria.

–    Incisión periareolar – cicatriz periareolar: en este caso la incisión se sitúa en el borde de la areola, justo en el margen donde la areola cambia de color. Este límite permite esconder la cicatriz, y está indicada en pacientes que tienen areolas de un tamaño medio o grande, con margen pigmentado bien definido. Para introducir el implante mamario el cirujano plástico tiene que “apartar” la glándula mamaria para acceder al plano adecuado.

–    Incisión axilar – cicatriz axilar: la incisión axilar se traza en el pliegue axilar, expone el músculo pectoral, desde ese acceso se separa el tejido que alojará el implante mamario hasta las zonas pectorales más inferiores y mediales.

¿Se nota la cicatriz tras el aumento de pecho?

Algunas pacientes temen que la cicatriz tras operarse el pecho sea muy visible, desde nuestra experiencia dilatada en cirugía mamaria en la Clínica de la Dra. Elvira Elena Sorando (Cirugía Estética Salamanca), podemos asegurar que la mamoplastia de aumento es posiblemente la intervención que menor cicatriz deja, son mínimamente visibles. Si necesitas despejar cualquier duda que te haya surgido o comprobar cómo apenas se perciben estas cicatrices, en nuestra clínica podrás informarte sin ningún compromiso.