Categorías
Uncategorized

¿Cuál es el secreto de algunas mujeres? ¿Por qué parece que no envejecen?

¿Cuál es el secreto de algunas mujeres? ¿Por qué parece que no envejecen?

¿Cuál es el secreto de algunas mujeres? ¿Por qué parece que no envejecen? ¿Es el botox? ¿En qué consiste el tratamiento con toxina botulínica?

La infiltración de la Toxina Botulínica permite corregir temporalmente las arrugas de expresión facial.  Este efecto se consigue porque relaja los músculos y evita que se contraigan, eliminando las arrugas o suavizándolas.  El resultado es una piel lisa y una gran atenuación de las arrugas, especialmente en la mitad superior del rostro.

Las zonas de aplicación más habituales son la zona frontal, el entrecejo y las arrugas de expresión del canto externo.

Ventajas de la toxina botulínica.

Se puede aplicar sin necesidad de anestesia, no provoca ningún tipo de cicatriz. Puede aplicarse en cualquier época del año. No está contraindicado con la exposición al sol. Los resultados son inmediatos, apreciándose los mejores efectos entre el tercer y el quinto día, siendo definitivos 15 días después. Elimina las arrugas proporcionando un aspecto más relajado y juvenil a la expresión de la cara.

¿Cuánto duran los efectos de la toxina botulinica?

Depende de la cantidad y localización de la toxina infiltrada, en una primera aplicación el efecto puede mantenerse aproximadamente 5 – 6 meses, en posteriores aplicaciones el efecto se va manteniendo durante más tiempo por lo sólo se precisará infiltraciones de mantenimiento espaciadas.

Otras indicaciones de la toxina botulínica:

La toxina botulínca se emplea para tratar otros problemas como la HIPERHIDROSIS (excesiva sudoración), distonías focales (tics), espasticidad (presente en pacientes con parálisis cerebral)

Categorías
Uncategorized

Cirugía Estética Másculina. ¿Qué es la Ginecomastia?

Cirugía Estética Másculina. ¿Qué es la Ginecomastia?

¿Existe una Cirugía Estética Masculina? ¿Qué operaciones son las más demandadas por los hombres? ¿Qué es la ginecomastia?

Cada vez más los chicos, acuden a las consultas de Cirugía Estética o Cirugía Plástica con la idea de mejorar su aspecto, corregir algunos aspectos de su cuerpo para ofrecer una imagen mejor.

Entre las intervenciones más solicitadas por el público masculino están la corrección de las orejas despegadas “orejas de soplillo” denominada otoplastia. Esta intervención se realiza bajo anestesia local y actualmente las estadísticas revelan que se operan tantos hombres como mujeres.

La rinoplastia estética es otra de las intervenciones más requeridas por el público masculino, y en general se quieren corregir los mismos defectos que las chicas: pirámide nasal demasiado grande, caballete dorsal, nariz muy ancha, etc.

Existe un problema específicamente masculino que requiere un tratamiento muy preciso, es el excesivo crecimiento mamario, técnicamente denominado ginecomastia. Este problema es bastante habitual en nuestras consultas.

¿Qué es la ginecomastia?

Es una alteración definida como el aumento del tejido mamario en el hombre. Es un problema bastante frecuente que el paciente describe como “aumento de volumen del pecho”, y que le supone un problema a la hora de utilizar algunas prendas de vestir, practicar deporte o relacionarse.

Este crecimiento mamario se produce a expensas de los tejidos que componen el pecho: tejido glandular mamario y grasa pectoral. Antes de realizar un tratamiento quirúrgico es necesario estudiar el factor causal (hormonal, obesidad, farmacológico,…etc).

Normalmente el crecimiento excesivo de estos tejidos (glandular y graso) se combina en la ginecomastia y es necesario eliminar este excedente de volumen mediante la combinación de dos técnicas:

     – Liposucción de la grasa pectoral

     – Extirpación del tejido glandular mamario a través de una pequeña incisión

La intervención es muy cómoda para el paciente, se puede realizar bajo anestesia local con sedación, no requiere ingreso y los resultados suelen ser altamente satisfactorios.

Otros problemas que suelen preocupar a los hombres son: la grasa localizada en la zona abdominal, o la flaccidez de la piel tras pérdidas de peso importantes. Estos problemas tienen como tratamiento técnicas muy seguras y con muy buenos resultados: la liposucción y/o la abdominoplastia.

Otras zonas que preocupan al hombre son: el mentón y las bolsas de los ojos, ambas zonas sufren cambios con la edad, las pérdidas y/o ganancias de peso,…etc. Su corrección quirúrgica es muy efectiva mediante las técnicas más conservadoras y mínimamente agresivas.

El doble mentón, o la “papada” pueden corregirse con liposucción y/o lifting cervical en los casos más severos, otras técnicas asequibles como los “hilos tensores” también pueden corregir pequeños defectos.

La Blefaroplastia elimina las “bolsas” de los párpados sin dejar cicatriz, esta intervención se realiza bajo anestesia local, ambulatoriamente y es una de las más solicitadas por los hombres.

Otro tema que preocupa mucho al sexo masculino es la alopecia, … este tema merece un capítulo aparte que trataremos próximamente.

Líneas de expresión faciales, arrugas, flaccidez facial,… son signos de envejecimiento cutáneo que también afectan a los hombres y que tienen tratamiento con técnicas como la infiltración de botox, ácido hialurónico, plasma rico en plaquetas, etc.

En resumen, tanto los hombres como las mujeres podemos mejorar nuestro aspecto con la Cirugía Estética, y si podemos mejorar,…. ¿porqué no hacerlo?

Categorías
Uncategorized

¿Pueden borrarse las patas de gallo, el código de barras o las arrugas faciales con acido hialurónico?

¿Pueden borrarse las patas de gallo, el código de barras o las arrugas faciales con acido hialurónico?

No existen los milagros.

El ácido hialurónico en una sustancia con capacidad de retener el agua a su alrededor, esto le confiere la capacidad de ATENUAR algunas líneas de expresión o MEJORAR el aspecto de pieles envejecidas con surcos muy marcados, pero de ahí a eliminar por completo las arrugas, hay un trecho.

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra presente en el cuerpo de forma natural. Es una molécula con la propiedad de retener el agua consigo misma, por ello contribuye a hidratar la piel, proporcionar tersura y aportar un aspecto radiante al rostro. Conforme envejecemos se va disminuyendo la cantidad de ácido hialurónico de nuestra piel.

 El ácido hialurónico infiltrado en las zonas estratégicas del rostro aporta hidratación, con resultados muy naturales y duraderos. Es una sustancia reabsorbible, por tanto sus efectos estéticos no son permanentes. El ácido hialurónico se presenta en distintos grados de reticulación, esta propiedad le confiere mayor o menor duración en dependencia de la profundidad de la infiltración y de las zonas donde se infiltre, por ejemplo en la pequeñas arrugas del labio superior (el llamado “código de barras”) la infiltración es más superficial que en la líneas de expresión de la frente donde se puede utilizar mayor reticulación y profundidad.

Otros factores que influyen en la duración de los efectos son la edad, la calidad de la piel y el estilo de vida.

Las zonas faciales que mejor responden al tratamiento con ácido hialurónico son:

        1º. Los surcos nasogenianos, nasolabiales (o “surcos de la sonrisa”), esta zona es muy agradecida para estos tratamientos, se atenúanla profundidad y extensión del surco, se consigue una sonrisa más joven.

        2º. El entrecejo también responde positivamente al tratamiento con ácido hialurónico, son surcos profundos en personas muy expresivas que tienden a gesticular mucho, en estas pacientes este tratamiento rejuvenece esta parte del rostro, sin restar expresividad. La toxina botulínica también está indicado para tratar esta zona, su mecanismo de acción es distinto, la toxina botulínica inhibe la contracción del músculo del entrecejo y “plancha” por completo estas arrugas.

         3º. Otros surcos, o depresiones consecuencia de cicatrices, por ejemplo tras la extirpación de un lunar o estados de adelgazamiento extremo, pérdida de la grasa facial, aunque en estos casos hay que valorar también otras opciones como la lipotransferencia de grasa autóloga, entre otros.

Cómo decíamos al principio en el tema de las arrugas, no existen los milagros, el Acido Hialurónico NO BORRA, pero SI ATENUA, y obtiene muy buenos resultados, conservando la expresión, que no es poco.

Categorías
Uncategorized

Aumento de labios con acido hialurónico

Aumento de labios con Acido Hialurónico

¿Podemos conseguir “tener” los labios de Angelina Jolie?

Si y no.

La genética es la responsable principal de nuestros rasgos físicos, Angelina Jolie tiene un buen patrimonio genético línea paterna que le confiere esos labios particularmente exuberantes. Sin embargo, la Medicina Estética también tiene su aportación.

Existen diversas sustancias para infiltrar en el labio y conseguir un efecto voluminizador, entre ellas el ácido hialurónico.

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra presente en el cuerpo de forma natural. Es una molécula con la propiedad de retener el agua consigo misma, por ello contribuye a hidratar la piel, aumentar el volumen de la dermis, proporcionar tersura y aportar un aspecto radiante al rostro o a los labios. Esta molécula va siendo cada vez más escasa en el organismo por efecto del envejecimiento, la piel aparenta más seca.

El ácido hialurónico infiltrado en las zonas estratégicas del rostro aporta hidratación, con resultados muy naturales y duraderos.

¿Cuánto dura el resultado obtenido con la infiltración?

Es una sustancia reabsorbible, por tanto sus efectos estéticos no son permanentes. El volumen de los labios se mantiene durante varios meses (entre 8 y 12 meses) tras la infiltración del ácido hialurónico. El ácido hialurónico puede tener distintos grados de reticulación, esta propiedad le confiere mayor o menor duración y todo ello en dependencia de la profundidad de la infiltración y de las zonas donde se infiltre.

El labio inferior y el perfil del labio superior son zonas muy receptivas, y permiten un relleno muy homogéneo con un resultado muy natural. El labio superior es recomendable infiltrarlo con “mucha sensatez”, es decir no debemos aportar demasiado material porque puede dar apariencia de excesivo relleno, que desde mi punto de vista resta naturalidad al resultado.

Los resultados son inmediatos, se perciben nada más salir de la consulta.