Categorías
Uncategorized

¿De qué se operan los hombres?

¿De qué se operan los hombres?

¿Cuáles son las operaciones de cirugía plástica y estética más solicitados por los hombres?

La cirugía plástica, estética y reparadora, es una especialidad en constante evolución, para atender las necesidades de los pacientes, cada vez son más los hombres que buscan información sobre cirugía plástica y cirugía estética.

Las operaciones más solicitadas por el público masculino, actualmente, son:

  • Trasplante capilar.

En los últimos años esta cirugía ha sufrido un auténtico “boom”, aunque lleva realizándose desde hace varias décadas, actualmente muchos hombres muestran su interés en mejorar su apariencia, avanzar la línea capilar, repoblar áreas alopécicas, entre otras, son peticiones habituales.  

Muchos pacientes consultan con clínicas fuera de nuestro entorno, ofrecen precios muy competitivos, aunque en España tenemos excelentes especialistas en esta materia y con la ventaja del seguimiento más cercano.

  • Otoplastia.

Esta intervención es una de las más habituales, es asequible, se realiza bajo anestesia local y no requiere hospitalización.  Esta operación permite corregir la forma y posición de las orejas, las conocidas “orejas de soplillo”.

  • Rinoplastia.

La forma de la nariz puede modificarse con esta cirugía, también está indicada en algunos casos de dificultad ventilatoria o alteraciones del tabique nasal (septoplastia).  Se realiza bajo anestesia general, el cirujano plástico puede modificar el dorso, la punta o la proyección nasal.

  • Ginecomastia.

La ginecomastia se define por el aumento del volumen mamario en el hombre, generalmente por acúmulo de grasa (adipomastia), por excesivo desarrollo de la glándula mamaria (ginecomastia glandular), o de origen mixto si coexisten ambos componentes.  

El tratamiento de la ginecomastia, pasa primero por descartar alteraciones hormonales, y realizar un correcto diagnóstico.  La extirpación del tejido excedente directamente y/o la liposucción permiten eliminar el excesivo volumen pectoral. Requiere una anestesia local con sedación, y posteriormente utilizar una prenda de presión sobre el tórax (Faja o chaleco elástico).

  • Blefaroplastia.

Este procedimiento reduce las bolsas grasas palpebrales, y el exceso de piel en los párpados,  estas situaciones llegar a dificultar incluso la completa apertura palpebral y siempre aportan un aspecto de envejecimiento a la cara.  

La blefaroplastia puede realizarse con anestesia local cuando sólo afecta a la piel, y complementarse con sedación cuando es necesario extirpar grasa excedente.  La recuperación tras esta cirugía, suele ser indolora, en algunos pacientes con mayor tendencia, el hematoma cutáneo superficial puede persistir varios días.

  • Liposucción, lipoescultura o reducción de acúmulos grasos localizados.

Algunos pacientes muestran acúmulos grasos localizados, que no desaparecen tras seguir una dieta o practicar ejercicio habitualmente.  En el hombre las zonas más habituales de acúmulo suele ser la zona submentoniana, también llamada “papada”, la zona pectoral, ya comentada “adipomastia”, y la zona abdominal.

Al tratarse de zonas localizadas, el tipo de anestesia indicado suele ser local, regional, o sedación, excepcionalmente se recurre a la anestesia general. La lipoaspiración de esta grasa se realiza selectivamente, debajo de la piel, y tras la operación recomendamos el uso de faja compresiva ó mentonera según las zonas tratadas.

Son técnicas muy bien toleradas, con buena recuperación y con cicatriz mínima.

  • Otras técnicas que también interesan a los pacientes masculinos, son:

El lifting facial y /o cervical, que se centra en recuperar la tensión de los tejidos fláccidos que han sufrido un proceso de “descolgamiento” en la cara, cuello,… incluso en otras zonas como el escroto, hablaríamos de lifting escrotal en este caso.

Para realizar un lifting o estiramiento, el cirujano valora cuidadosamente la cualidad de la piel, si es elástica si tiene capacidad de retracción, los antecedentes médicos del pacientes, entre otros, como en cualquier intervención. El lifting del área cérvicofacial suele realizarse bajo anestesia general, el lifting escrotal normalmente se realiza bajo anestesia local bajo mínima sedación.  

Otra intervención habitual es la abdominoplastia, que fortalece la pared muscular del abdomen mediante la sutura de los músculos rectos abdominales o plicatura abdominal (puede ser necesaria la colocación de una malla, en algunos casos), reubica el ombligo y tensa el abdomen aportando estabilidad. Esta operación la realizamos en pacientes que han perdido mucho peso, nos permite mejorar el contorno abdominal y recuperar la tensión  del soporte muscular.

¿Qué tratamientos estéticos, sin pasar por el quirófano son los más solicitados por los hombres?

Los tratamientos estéticos más utilizados son el bótox y el ácido hialurónico, ambos tienden a disminuir o eliminar las líneas de expresión, arrugas o surcos faciales.

El bótox actúa bloqueando la contracción muscular en el segmento muscular infiltrado, lo que evita que se arrastre la piel al gesticular, y elimina la línea de expresión por un tiempo (entre 3 y 4 meses).

El ácido hialurónico actúa rellenando los surcos ó líneas más profundas, como por ejemplo en la línea nasolabial, esta sustancia hidrata y mantiene la hidratación en la dermis, atenuando la profundidad del surco, su efecto dura entre 10 y 14 meses.

Otro tratamiento muy efectivo es el plasma rico en plaquetas (PRP) que estimula la producción de colágeno y fibrina, mejora la elasticidad, aporta luminosidad y ayuda a fortalecer los folículos pilosos, por ello se recomienda en los trasplantes capilares para ayudar a fijar el injerto.

Mejorar el aspecto, retrasar el envejecimiento y verse mejor es más fácil de lo que piensas, si quieres informarte sobre una cirugía o sobre un tratamiento facial, no dudes en consultarnos, en la consulta de la Dra. Elvira Elena Sorando, de cirugía plástica Salamanca, podemos informarte, la primera consulta es gratuíta: www.draelenasorando.com

Categorías
Uncategorized

La cirugía estética como regalo.

La cirugía estética como regalo.

En estas épocas de fiestas donde es habitual recibir algún regalo y sorprender a familiares y amigos con un detalle, se nos agota la imaginación para encontrar algo personal y solemos acabar con perfumes, bombones,…, y obsequios que siempre se agradecen pero no siempre ilusionan a quien los recibe.

El sector de la estética, en concreto la medicina estética, ofrece una gran variedad de tratamientos personalizados que puedes dedicar a esa persona que siempre quiere estar mejor, cuidarse,…, etc., y seguramente reciba este regalo con alegría y con ganas de compartir después su experiencia positiva.

En otras culturas, como la americana, regalar “una operación” como premio por superar una etapa académica, o como regalo de cumpleaños por la mayoría de edad, no es algo excepcional, sin embargo aquí, en España, es mucho menos frecuente.

En mi opinión, el paciente es quien decide someterse a una intervención quirúrgica de cirugía estética para mejorar su imagen o una cirugía plástica si necesita corregir un defecto físico que le limita su vida de relación o sus actividades habituales.  

La decisión debe ser personal y libre,…, no inducida por otras personas, o por su entorno.  Partiendo de ese deseo personal, y tras consultar con un especialista adecuado puede decidir llevar a cabo esa operación. 

¿Cómo regalar una intervención de cirugía estética o cirugía plástica?

La intención debe partir del paciente, porque a diferencia de otros bienes materiales, como una joya por ejemplo, que pueden cambiarse, o incluso devolverse, la cirugía supone un cambio permanente y tiene un objetivo claro de mejora que la persona decide conscientemente buscar.  La familia o las personas del entorno que quieren obsequiar con este tipo de “regalo” deberían hacerlo respondiendo a una petición, no sugiriendo, ni mucho menos “imponiendo” un cambio.  En alguna ocasión hemos podido ver en consulta como un/a acompañante del o de la paciente directamente pedir al cirujano que “arregle” tal o cual defecto del paciente,…., que ni se pronuncia sobre lo que le ocurre.

En estos casos, el cirujano necesita hablar directamente en profundidad con el paciente, dejando al margen sugerencias externas.

¿Se regalan habitualmente tratamientos de medicina estética?

La medicina estética tiene como objetivo mejorar la apariencia del paciente utilizando tratamientos no invasivos, generalmente realizados en consulta, sin cirugía, con procedimientos indoloros y sin dejar marcas externas.

Son técnicas de mediana estética: la mesoterapia, la aplicación de botox (toxina botulínica), los rellenos con ácido hialurónico, el tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas, o los hilos tensores.

Este tipo de técnicas son cada vez más habituales, y si se regalan cada vez más, además  el/la paciente vienen muy positivos para evaluar qué tratamiento puede ser el más adecuado a su situación, los resultados de mejora son evidentes de forma inmediata en casi todas las técnicas y valoran este “regalo” como algo original y personal.

Los tiempos van cambiando y la forma de agradar y obsequiar a nuestros allegados también, la medicina estética puede ser ese regalo especial que a buen seguro será muy bien recibido.

Categorías
Uncategorized

Cirugía estética y antienvejecimiento.

Cirugía Estética y Antienvejecimiento.

¿Se puede realmente retrasar el envejecimiento de la piel?

El envejecimiento es proceso vital imposible de evitar, desde que estamos vivos nuestro organismo está expuesto al envejecimiento, aunque el proceso puede llevarse mejor o peor según nuestra genética y nuestro estilo de vida.

En los factores genéticos poco podemos influir, actualmente, aunque la investigación avanza y en un futuro puede que no muy lejano podamos cambiar el determinante genético.  Si podemos mejorar nuestro estilo de vida, cambiar a mejor ciertos hábitos que nos perjudican y se reflejan en nuestra piel.

   – Hábitos dietéticos: en nuestro medio, (occidente) tenemos un problema con la alimentación, nos sobrealimentamos, tomamos demasiados alimentos procesados, exceso de azúcares, grasas saturadas,…, etc., necesitamos tomar proteínas y también alimentos ricos en vitaminas, oligoelementos, fibra,…, alimentos vegetales.  Nuestra alimentación influye en nuestra salud, comer de forma saludable, compensada es importante para mantenernos sanos y mantener la piel sana también. 

   – Evitar hábitos tóxicos: el alcohol, el tabaco,…., son hábitos muy extendidos en nuestro medio,…., deterioran nuestros tejidos (no sólo el pulmón, el hígado,…etc.) y también la piel, puede mostrar falta de hidratación, alteraciones vasculares,…, etc. Otras drogas por supuesto también deterioran el organismo, incluyendo los tegumentos y la piel.

   – Exceso de radiación solar, los rayos ultravioleta tipo C, pueden dañar la piel e inducir transformación maligna de algunas lesiones,…, si su exposición es prolongada y sin protección la piel sufre y «envejece» más rápidamente.

   – El hábito sedentario es otro de los males que nos envejecen, el cuerpo humano necesita movimiento para mantener su fisiología, su funcionamiento vital, el ejercicio físico promueve la circulación, estimula el sistema inmunitario, tonifica los músculos, mantiene las articulaciones activas,…, entre otros efectos,.. también influye en la piel y su aspecto.

Además de estas premisas de vida saludable, la cirugía estética puede ayudar también a mantener la piel joven y frenar los estragos que el paso del tiempo ocasiona en ella.

Las técnicas de medicina estética más habituales, las que a diario aplicamos en la consulta y tienen un efecto «rejuvenecedor» en la piel son fundamentalmente:

   – El ácido hialurónico: se trata del tratamiento más extendido porque tiene un efecto inmediato, controlado y no tiene contraindicaciones.  Se trata de un producto que potencia la hidratación de la piel, puede aplicarse a diferentes niveles de profundidad para obtener un efecto más o menos voluminizador.  Existen diferentes grados de reticulación del ácido hialurónico y se aplica para tratar desde las pequeñas líneas de expresión,… hasta los surcos profundos o pérdidas de volumen en determinadas áreas faciales.

También permite conseguir aumentar el volumen de los labios, o matizar los pómulos,…etc, en función de la necesidad de cada paciente.   

   – La toxina botulínica, más conocida como bótox, es otro de los recursos estéticos más eficaces, actúa bloqueando la contracción de una pequeña área del músculo que con su contracción arrastra la piel y produce «arrugas» o «líneas de expresión» que marcan el rictus de enfado o envejecimiento que las pacientes nos cuentan.  Este tratamiento debe su éxito al rápido efecto tras su aplicación, suele aplicarse especialmente en el tercio superior facial,  para reducir las «patas de gallo», las líneas frontales excesivas o las «arrugas» del entrecejo.

    – El plasma rico en plaquetas, es un inductor del colágeno, estimula producción de fibrina y colágeno en la piel, con ello favorece su elasticidad, mantiene su tono y previene la flaccidez, mejora la tersura dando un aspecto más luminoso a la piel.

    – Los complejos vitamínicos sobre la dermis, técnica de mesoterapia que permite infiltrar activos para estimular el metabolismo de la piel, mejorando su aspecto y aportando hidratación y nutrición.

Además de lo expuesto, podemos recurrir a la Cirugía Plástica, cuando el envejecimiento ya nos marca mayor afectación y se suman otros aspectos como descolgamiento, exceso de piel, bolsas de grasa en los párpados, lipomatosis submentoniana (conocido como papada), entre otros procesos,… que requieren una acción más contundente, técnicas como blefaroplastia, lifting, liposucción,….etc.

Las técnicas de prevención y los tratamientos locales tratando problemas cuando aún no son muy marcados, y bajo el consejo del cirujano plástico, generalmente mantienen la piel más joven y, aunque no podemos parar el envejecimiento, si podemos ralentizar el proceso en muchas ocasiones.  

Hábitos saludables y ayuda profesional, paciente y cirujano forman equipo. 

Categorías
Uncategorized

¿Cómo mejorar el aspecto de los labios?

¿Cómo mejorar el aspecto de los labios?

¿Cómo se consigue mejorar el aspecto de los labios?

Cuando las pacientes consultan con nosotros sobre cómo rejuvenecer sus labios, normalmente quieren “aumentar sus labios” y no siempre este tratamiento es lo más recomendable, hay que estudiar su expresión facial, su anatomía peribucal y entender  bien su preferencia, con todo ello estaremos en condiciones de ofrecerle “su tratamiento”.

Se ha evolucionado mucho en el tratamiento estético de los labios, se empezó utilizando rellenos de gel de silicona,… este tratamiento ocasionó algún que otro desastre estético, además de problemas de salud como infecciones, granulomas a cuerpo extraño,…etc., todavía hoy vemos algunos casos secundarios que por desgracia han “puesto mala fama” a otro tratamientos labiales que nada tienen que ver con esa problemática.

En la actualidad el ácido hialurónico es el principal elemento que se utiliza para tratar la zona peribucal y los labios, existen otros materiales (carboximetilcelulosa, poliacrilamida,… etc) que también se utilizan minoritariamente.  Y por supuesto también la grasa autóloga, grasa del propio paciente que se infiltra específicamente en los surcos faciales y también en el bermellón labial.

El ácido hialurónico permite conseguir un realce del perfil labial, marcando el arco de cupido, el filtrum, elevando comisuras, en algunos casos se logran minimizar las líneas del labio superior conocidas como “código de barras” y según la forma particular del labio se pueden simetrizar e igualar la proyección de los labios.  Además de hidratar, marcar y proyectar, los labios aparentar más carnosos, más jóvenes en definitiva.

Algunos pacientes necesitan también tratarse la zona peribucal, las líneas de expresión peribucales,  la sonrisa gingival, los surcos nasogenianos o las llamadas “líneas de marioneta”, en estas zonas el ácido hialurónico aporta hidratación y volumen que permite enmarcar mejor los labios y dar un aspecto más terso al tercio inferior facial. 

 

¿Cuanto tarda el verse el resultado? ¿Y… cuanto dura?

El resultado es inmediato, aunque mejora en 24 – 48 h.  Inicialmente puede aparecer una discreta inflamación que desaparece en 1 ó 2 días, o algún pequeño hematoma en la mucosa que puede maquillarse perfectamente.

El resultado suele durar entre 10 y 12 meses, en algunos pacientes puede durar hasta 18 meses, y en otros excepcionalmente puede reabsorberse antes de los 10 meses.

Ventajas del Acido Hialurónico, frente a otras sustancias de relleno.

  • Aspecto de Naturalidad e Hidratación

  • Comodidad en su aplicación, procedimiento ambulatorio no quirúrgico.

  • Reversible, existe un “antídoto” se trata de un producto enzimático llamado “hialuronidasa” que permite su reabsorción rápida en caso de que no quisiéramos mantener el relleno.

Categorías
Uncategorized

¿Puede prevenirse la flaccidez cutánea? Acido hialurónico, mesoterapia, plasma rico en plaquetas ¿Cómo actúan sobre la piel?

¿Puede prevenirse la flaccidez cutánea? Acido hialurónico, mesoterapia, plasma rico en plaquetas ¿Cómo actúan sobre la piel?

El verano está pasando y pronto dejaremos atrás los días de vacaciones que generalmente se asocian a descanso, playa, sol, tranquilidad, pronto pasamos al ajetreo, madrugar, etc., Ese tono bronceado que tanto favorece y esas pequeñas, sutiles, casi imperceptibles líneas de expresión que apenas se notan pero que ahí están.   A partir de cierta edad se va notando que la piel pierde firmeza y aparece la flaccidez  ¿Hay algo que podemos hacer para prevenir estos signos de envejecimiento?

La naturaleza propia de cada piel viene determinada por la genética, y en eso poco podemos influir, sin embargo hay factores externos que podemos modificar:

-La exposición solar: merece un capítulo aparte, está comprobado que la radiación ultravioleta solar modifica las células cutáneas, y acelera el envejecimiento de la piel, tomar el sol con protección previene estos efectos dañinos.

-La alimentación: la piel se renueva constantemente, se necesitan vitaminas, minerales que favorezcan este metabolismo, estos elementos se encuentran fundamentalmente en las frutas y verduras, frutas rojas, anaranjadas, ricas en vitamina A, y los vegetales ricos en ácido fólico, son entre otros alimentos esenciales para mantener la piel en buen estado.

-Evitar agentes como el tabaco, alcohol, y otros tóxicos que disminuyen la oxigenación tisular, pueden producir carencias, alteraciones metabólicas, etc.

-Hábitos higiénicos, descanso adecuado, etc. Descansar, hacer ejercicio, evitar jabones agresivos, etc

Siguiendo todos estos consejos podemos prevenir, pero cuando la flaccidez aparece, la dermis de la piel pierde su densidad de colágeno y parte de la elasticidad dando un aspecto laxo, que afecta sobre todo a las zonas cervical, tercio inferior de la cara y los párpados. 

¿Puede tratarse la flaccidez?

Podemos hacer varias tratamientos que mejoran el aspecto de la piel fláccida, estos procedimientos son también preventivos de su avance, los más habituales:

ACIDO HIALURÓNICO: es una sustancia que se inyecta en las líneas de expresión o en los surcos más marcados, como los nasolabiales, tiene la propiedad de retener el agua a su alrededor, por ello proporciona un aspecto de piel hidratada y tersa.  Es muy eficaz en surcos profundos, el resultado es inmediato tras el tratamiento, y su aplicación es muy cómoda para el paciente.

MESOTERAPIA CON VITAMINAS Y ÁCIDO HIALURÓNICO: este tratamiento tiene un extra de estimulación de la piel, fomentando la producción de colágeno, a la vez que aporta efecto relleno por la proporción de ácido hialurónico fluído que atenúa las pequeñas líneas de expresión.  Suele aplicarse en el labio superior (“código de barras”), y en el canto externo de los párpados (“patas de gallo”).

PLASMA RICO EN PLAQUETAS:  es un tratamiento novedoso que se basa en la bioestimulación autóloga, se trata de infiltrar en la dermis del paciente un extracto de plasma rico en plaquetas.  Las plaquetas son células muy ricas en factores de crecimiento tisular, y cuando se infiltran en la dermis inducen la producción de fibrina y colágeno que mejoran la elasticidad cutánea, y el grosor de la dermis, con todo ello mejoran la flaccidez.

Existen otros procedimiento más agresivos como los hilos tensores de polidiaxona que se colocan bajo la dermis o el tejido celular subcutáneo para tensarla, con el paso del tiempo el hilo se va reabsorbiendo, en algunos casos puede producir fibrosis local.

La cirugía es el tratamiento más contundente para eliminar las arrugas y la flaccidez en determinadas áreas, como la cervical. Se trata del lifting cervical, medio facial o del tercio superior facial, es una cirugía bajo anestesia general y proporciona resultados duraderos.

Actualmente los tratamientos más conservadores son los más demandados, porque previenen, tratan, se aplican en la consulta, son indoloros, cómodos y menos costosos que la cirugía. 

A modo de resumen podemos concluir que el mejor tratamiento es la prevención, y que cuanto antes empecemos a cuidar nuestra piel más hermosa y joven lucirá.

Categorías
Uncategorized

Cirugía Estética Másculina. ¿Qué es la Ginecomastia?

Cirugía Estética Másculina. ¿Qué es la Ginecomastia?

¿Existe una Cirugía Estética Masculina? ¿Qué operaciones son las más demandadas por los hombres? ¿Qué es la ginecomastia?

Cada vez más los chicos, acuden a las consultas de Cirugía Estética o Cirugía Plástica con la idea de mejorar su aspecto, corregir algunos aspectos de su cuerpo para ofrecer una imagen mejor.

Entre las intervenciones más solicitadas por el público masculino están la corrección de las orejas despegadas “orejas de soplillo” denominada otoplastia. Esta intervención se realiza bajo anestesia local y actualmente las estadísticas revelan que se operan tantos hombres como mujeres.

La rinoplastia estética es otra de las intervenciones más requeridas por el público masculino, y en general se quieren corregir los mismos defectos que las chicas: pirámide nasal demasiado grande, caballete dorsal, nariz muy ancha, etc.

Existe un problema específicamente masculino que requiere un tratamiento muy preciso, es el excesivo crecimiento mamario, técnicamente denominado ginecomastia. Este problema es bastante habitual en nuestras consultas.

¿Qué es la ginecomastia?

Es una alteración definida como el aumento del tejido mamario en el hombre. Es un problema bastante frecuente que el paciente describe como “aumento de volumen del pecho”, y que le supone un problema a la hora de utilizar algunas prendas de vestir, practicar deporte o relacionarse.

Este crecimiento mamario se produce a expensas de los tejidos que componen el pecho: tejido glandular mamario y grasa pectoral. Antes de realizar un tratamiento quirúrgico es necesario estudiar el factor causal (hormonal, obesidad, farmacológico,…etc).

Normalmente el crecimiento excesivo de estos tejidos (glandular y graso) se combina en la ginecomastia y es necesario eliminar este excedente de volumen mediante la combinación de dos técnicas:

     – Liposucción de la grasa pectoral

     – Extirpación del tejido glandular mamario a través de una pequeña incisión

La intervención es muy cómoda para el paciente, se puede realizar bajo anestesia local con sedación, no requiere ingreso y los resultados suelen ser altamente satisfactorios.

Otros problemas que suelen preocupar a los hombres son: la grasa localizada en la zona abdominal, o la flaccidez de la piel tras pérdidas de peso importantes. Estos problemas tienen como tratamiento técnicas muy seguras y con muy buenos resultados: la liposucción y/o la abdominoplastia.

Otras zonas que preocupan al hombre son: el mentón y las bolsas de los ojos, ambas zonas sufren cambios con la edad, las pérdidas y/o ganancias de peso,…etc. Su corrección quirúrgica es muy efectiva mediante las técnicas más conservadoras y mínimamente agresivas.

El doble mentón, o la “papada” pueden corregirse con liposucción y/o lifting cervical en los casos más severos, otras técnicas asequibles como los “hilos tensores” también pueden corregir pequeños defectos.

La Blefaroplastia elimina las “bolsas” de los párpados sin dejar cicatriz, esta intervención se realiza bajo anestesia local, ambulatoriamente y es una de las más solicitadas por los hombres.

Otro tema que preocupa mucho al sexo masculino es la alopecia, … este tema merece un capítulo aparte que trataremos próximamente.

Líneas de expresión faciales, arrugas, flaccidez facial,… son signos de envejecimiento cutáneo que también afectan a los hombres y que tienen tratamiento con técnicas como la infiltración de botox, ácido hialurónico, plasma rico en plaquetas, etc.

En resumen, tanto los hombres como las mujeres podemos mejorar nuestro aspecto con la Cirugía Estética, y si podemos mejorar,…. ¿porqué no hacerlo?

Categorías
Uncategorized

¿Pueden borrarse las patas de gallo, el código de barras o las arrugas faciales con acido hialurónico?

¿Pueden borrarse las patas de gallo, el código de barras o las arrugas faciales con acido hialurónico?

No existen los milagros.

El ácido hialurónico en una sustancia con capacidad de retener el agua a su alrededor, esto le confiere la capacidad de ATENUAR algunas líneas de expresión o MEJORAR el aspecto de pieles envejecidas con surcos muy marcados, pero de ahí a eliminar por completo las arrugas, hay un trecho.

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra presente en el cuerpo de forma natural. Es una molécula con la propiedad de retener el agua consigo misma, por ello contribuye a hidratar la piel, proporcionar tersura y aportar un aspecto radiante al rostro. Conforme envejecemos se va disminuyendo la cantidad de ácido hialurónico de nuestra piel.

 El ácido hialurónico infiltrado en las zonas estratégicas del rostro aporta hidratación, con resultados muy naturales y duraderos. Es una sustancia reabsorbible, por tanto sus efectos estéticos no son permanentes. El ácido hialurónico se presenta en distintos grados de reticulación, esta propiedad le confiere mayor o menor duración en dependencia de la profundidad de la infiltración y de las zonas donde se infiltre, por ejemplo en la pequeñas arrugas del labio superior (el llamado “código de barras”) la infiltración es más superficial que en la líneas de expresión de la frente donde se puede utilizar mayor reticulación y profundidad.

Otros factores que influyen en la duración de los efectos son la edad, la calidad de la piel y el estilo de vida.

Las zonas faciales que mejor responden al tratamiento con ácido hialurónico son:

        1º. Los surcos nasogenianos, nasolabiales (o “surcos de la sonrisa”), esta zona es muy agradecida para estos tratamientos, se atenúanla profundidad y extensión del surco, se consigue una sonrisa más joven.

        2º. El entrecejo también responde positivamente al tratamiento con ácido hialurónico, son surcos profundos en personas muy expresivas que tienden a gesticular mucho, en estas pacientes este tratamiento rejuvenece esta parte del rostro, sin restar expresividad. La toxina botulínica también está indicado para tratar esta zona, su mecanismo de acción es distinto, la toxina botulínica inhibe la contracción del músculo del entrecejo y “plancha” por completo estas arrugas.

         3º. Otros surcos, o depresiones consecuencia de cicatrices, por ejemplo tras la extirpación de un lunar o estados de adelgazamiento extremo, pérdida de la grasa facial, aunque en estos casos hay que valorar también otras opciones como la lipotransferencia de grasa autóloga, entre otros.

Cómo decíamos al principio en el tema de las arrugas, no existen los milagros, el Acido Hialurónico NO BORRA, pero SI ATENUA, y obtiene muy buenos resultados, conservando la expresión, que no es poco.

Categorías
Uncategorized

Aumento de labios con acido hialurónico

Aumento de labios con Acido Hialurónico

¿Podemos conseguir “tener” los labios de Angelina Jolie?

Si y no.

La genética es la responsable principal de nuestros rasgos físicos, Angelina Jolie tiene un buen patrimonio genético línea paterna que le confiere esos labios particularmente exuberantes. Sin embargo, la Medicina Estética también tiene su aportación.

Existen diversas sustancias para infiltrar en el labio y conseguir un efecto voluminizador, entre ellas el ácido hialurónico.

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra presente en el cuerpo de forma natural. Es una molécula con la propiedad de retener el agua consigo misma, por ello contribuye a hidratar la piel, aumentar el volumen de la dermis, proporcionar tersura y aportar un aspecto radiante al rostro o a los labios. Esta molécula va siendo cada vez más escasa en el organismo por efecto del envejecimiento, la piel aparenta más seca.

El ácido hialurónico infiltrado en las zonas estratégicas del rostro aporta hidratación, con resultados muy naturales y duraderos.

¿Cuánto dura el resultado obtenido con la infiltración?

Es una sustancia reabsorbible, por tanto sus efectos estéticos no son permanentes. El volumen de los labios se mantiene durante varios meses (entre 8 y 12 meses) tras la infiltración del ácido hialurónico. El ácido hialurónico puede tener distintos grados de reticulación, esta propiedad le confiere mayor o menor duración y todo ello en dependencia de la profundidad de la infiltración y de las zonas donde se infiltre.

El labio inferior y el perfil del labio superior son zonas muy receptivas, y permiten un relleno muy homogéneo con un resultado muy natural. El labio superior es recomendable infiltrarlo con “mucha sensatez”, es decir no debemos aportar demasiado material porque puede dar apariencia de excesivo relleno, que desde mi punto de vista resta naturalidad al resultado.

Los resultados son inmediatos, se perciben nada más salir de la consulta.