Categorías
Uncategorized

¿Cuál es la mejor cicatriz en el aumento de pecho?

¿Cuál es la mejor cicatriz en el aumento de pecho?

La cicatriz en el aumento mamario es un tema frecuentemente discutido en la consulta de cirugía plástica. Es comprensible que las pacientes quieran conseguir el volumen del pecho deseado, sin tener que soportar una cicatriz visible que no pueda ocultarse con la ropa interior o la ropa de baño.

Estas consideraciones son importantes, y tenemos que valorar las opciones posibles en cada caso, con cada paciente, teniendo en cuenta la forma de su pecho, la calidad de su piel, el tono de su areola,…etc.

Cualquier intervención requiere lo que los cirujanos llamamos una “via de abordaje”, una “puerta de entrada” es decir una incisión,…., y dicha incisión se transforma inevitablemente en una cicatriz.  La calidad de la cicatriz dependerá de la técnica quirúrgica (sutura adecuada, tensión, respeto a los tejidos vivos,…,etc), pero también de las características de los tejidos de cada paciente lo cual no podemos cambiarlo, hay que estudiarlo previamente y tomar la elección mas adecuada.

Las incisiones para el aumento mamario generalmente se realizan en una de estas ubicaciones:

  • En el pliegue submamario, debajo del seno, justo en el propio pliegue o justo por encima del mismo (inframamario)

  • Alrededor del perímetro de la areola, parcial o total (periareolar)

  • A través de la axila (transaxilar)

La ubicación de la incisión la decide conjuntamente  la paciente con su cirujano, dependiendo de la anatomía de la paciente, de los implantes y la preferencia de la paciente bien informada.

Vamos aportar algunas ventajas e inconvenientes de una u otra localización de las incisiones,… heridas quirúrgicas,… y finalmente cicatrices.

1.  Vïa inframamaria: es visible en las primeras fases postoperatorias, con el paso del tiempo va mejorando su apariencia y como queda incluida en el surco submamario apenas se ve tras unos meses. Permite implantar prótesis de volúmenes mayores. Inconveniente: puede molestar al principio cuando se utilicen sujetadores con aros, por ello se recomienda esperar 2 meses antes de usarlos. 

2.  Vïa periareolar: queda camuflada en la transición de color de la areola a la piel del resto del pecho. En las pacientes de piel morena, con areolas oscuras y bien delimitadas la cicatriz llega a ser apenas perceptible. Inconvenientes:  cuando la paciente tiene una areola sin margen nítido,…, puede resultar difícil esconder la cicatriz, la vía areolar depende también del perímetro de la areola, y en pacientes con areola pequeña,…,  puede quedar limitado el volumen de los implantes que puedan colocarse. También esta zona tiene mayor cantidad de terminaciones sensitivas,…, y la sensibilidad puede afectarse tras la cirugía.

3. Vía axilar: esta incisión queda disimulada en el pliegue de la axila, en algunas pacientes es apenas visible, aunque en otras con mayor densidad glandular o tendencia a cicatriz hipertrófica pueden ofrecer cicatrices visibles, que en traje de baño no pueden ocultarse. Otro inconveniente: en pacientes con tórax largo, o muy musculadas puede suponer una dificultad técnica en la intervención porque el control del sangrado es menos accesible para el cirujano.

Cada paciente es única, y cada intervención también lo es, para decidir cual es la incisión mejor en su caso la paciente y el cirujano forman equipo, aconsejar y dejarse aconsejar es la mejor opción.

 

Categorías
Uncategorized

Cicatrices en cirugia mamaria

Cicatrices en cirugía mamaria

Cualquier cirujano plástico o estético tiene entre sus prioridades dejar la menor cicatriz posible, … o que dicha cicatriz quede disimulada, oculta o apenas perceptible. Este tema de la cicatriz es una cuestión importante que debemos explicar muy bien a los pacientes antes de realizar cualquier cirugía mamaria, porque existe cierta confusión o tendencia a creer que en cirugía plástica las cicatrices no se ven, o desaparecen.

En cirugía mamaria es especialmente importante planear las incisiones e informar de su localización. El epígrafe de “cirugía mamaria” es muy amplio y para resumirlo vamos a enumerar las cirugías mamarias más frecuentes y los tipos de cicatriz que suelen presentar en líneas generales.

  1. Aumento mamario, aumento de pecho, o mamoplastia de aumento, es la cirugía plástica y estética más solicitada, la más frecuente, y las cicatrices que ocasiona esta intervención suelen ser:

    • SUBMAMAMARIA, o INFRAMAMARIA, localizada en el surco submamario, es posiblemente más visible en las primeras fases postoperatorias, pero con el paso del tiempo mejora considerablemente,… ¿hasta cuando mejora?…., una cicatriz puede seguir mejorando hasta 2 años tras la intervención.

    • AREOLAR, HEMIAREOLAR, PERIAREOLAR, localizada en el margen de la areola, …, es una buena zona para esconder la cicatriz, especialmente en pacientes de piel más morena, pero puede ocasionar cambios de pigmentación o de sensibilidad. En algunas pacientes con piel laxa ó con intolerancia de sutura, puede producirse un “ensanchamiento” de la areola.

    • AXILAR, localizada en el pliegue axilar, esta cicatriz se mimetiza con un pliegue natural, aunque con determinada ropa o en algunas posiciones,…es visible.

  2. Reducción mamaria, o mamoplastia de reducción, es la cirugía mamaria que ocasiona mayor longitud de cicatriz, y aunque existen infinidad de técnicas quirúrgicas, podemos destacar entre las más frecuentes cicatrices:

    • PERIAREOLAR, ó CIRCUMAREOLAR,  o “en donut”, es una técnica que se indica cuando el volumen a reducir es mínimo, o en cirugía mamaria masculina para corregir la ginecomastia.  Esta cicatriz, al igual  que en el aumento mamario, puede “ensancharse” o hipertrofiarse, y necesitar algunas tratamientos postoperatorios.

    • CICATRIZ VERTICAL, o “en chupachups”, es una cicatriz utilizada para reducir volúmenes mamarios medios, se localiza alrededor de la areola y en línea vertical hasta el surco.

    • CICATRIZ EN “T INVERTIDA”, O EN “ANCLA”, está indicada en pacientes que tienen mamas muy voluminosas y caídas, permite reducir y elevar el pecho, se localiza alrededor de la areola, verticalmente hasta el surco y también en el propio surco submamario.  Esta cicatriz, es extensa, sin embargo con el paso del tiempo y los cuidados adecuados, evoluciona muy bien en la mayoría de las pacientes.

  3. Mastopexia o Elevación mamaria, con o sin aumento mamario:  esta intervención es técnicamente algo más compleja, sin embargo las cicatrices son menores que en la reducción mamaria:

    • CICATRIZ PERIAREOLAR o CIRCUMAREOLAR, 

    • CICATRIZ VERTICAL, o en “chupachups”, ambas ya comentadas anteriormente.

    • CICATRIZ EN “J” ó en “L”, este tipo de cicatrices son una modificación de la cicatriz vertical, con una pequeña prolongación en el surco submamario.

    • CICATRIZ EN “T INVERTIDA”, comentada en apartado anterior.

  4. Ginecomastia, es la intervención sobre el excesivo crecimiento de la mama en el varón, en general existen varias cicatrices a considerar, según la técnica empleada:

    • CICATRIZ HEMIAREOLAR INFERIOR o “en Omega”, esta cicatriz es apenas perceptible, aunque está indicada cuando el volumen a extirpar es muy pequeño y circunscrito al área submamilar, para volúmenes mayores, se recurre a la:

    • CICATRIZ CIRCUMAREOLAR, ya comentada anteriormente.

    • CICATRIZ HORIZONTAL, cuando existe un gran excedente de grasa y piel, y hay que remodelar toda la piel pectoral, es más visible pero permite crear un contorno homogéneo.

    • CICATRICES PUNTIFORMES, cuando se realiza liposucción, como única técnica o como complemento de las técnicas de extirpación, estas cicatrices son pequeñas, bien disimulables y se suelen localizar a cierta distancia del pecho para esconderlas mejor.

  5. Reconstrucción Mamaria: este apartado es tan amplio que requiere otro espacio específico para tratarlo. Como consideraciones generales:

    • Existen técnicas de extirpación más selectivas, como las tumorectomías, cuadrantectomías,… que no extirpan la mama por completo, y la cicatriz que ocasionan suele ser menor y bien aceptada por la paciente.

    • Las mastectomías pueden ser más o menos radicales, y conservar o no el complejo areola pezón, complementarse con linfadenectomía en algunos casos, …etc.   La cicatriz que se ocasiona es visible, e impactante para la mujer, aunque afortunadamente existen opciones de reconstrucción desde las más simples (implantes) a las más complejas (reconstrucción microquirúrgica),.. dependiendo de muchos factores, como la necesidad de tratamiento radioterápico, entre otros. Este tipo de tratamientos exige varios tiempos quirúrgicos, cuidados específicos, … e información muy exhaustiva a cada paciente de la fase o fases por las que debe pasar.